¿Cómo empezar?

Todos podemos comenzar a elaborar nuestro árbol genealógico de una forma sencilla. El primer paso consiste en realizar una búsqueda familiar: preguntando a nuestros familiares de mayor edad por los nombres, fechas relevantes, historias, etc. relativas a nuestros antepasados o buscando entre los documentos que puedan conservarse en nuestra familia. Ahí podemos encontrar una información única que nos ayudarán a construir nuestra historia familiar.

Libro de bautizos

Una vez realizado este paso habremos de recurrir a diversas fuentes documentales. Para los primeros pasos es muy útil el Registro Civil. Solicitando certificados de nacimiento generación tras generación, es posible remontarse hasta 1870, fecha en que se implantó en España en Registro Civil.

Los archivos parroquiales, y en particular, los libros de bautizados, matrimonios y defunciones, son instrumentos fundamentales para remontarse más allá. Con la información almacenada en ellos es posible remontarse en muchos casos hasta el siglo XVI.

Ejemplo de censo

Son muchos los tipos de documentos que nos pueden permitir ampliar la información sobre nuestros antepasados: padrones, censos electorales, protocolos notariales (capitulaciones matrimoniales, testamentos), pleitos, procesos de infanzonía, actas de concejos, listas de embarque de emigrantes, y muchos otros que podemos encontrar en archivos públicos y privados.

10 comentarios

Responder a Iratfer Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *